No tengo trabajo, pero… ¿Para quién no lo tengo?

No tengo trabajo. No tengo trabajo. No tengo trabajo. Por lo tanto, no trabajo. Como no tengo trabajo, no trabajo. O lo que es lo mismo, no hago nada. Nada de nada. Cada mañana, me levanto de la cama a la hora exacta en el que el móvil, que uso como despertador, dispara el primer … Leer más

Autoexigencia y síndrome de la impostora

Autoexigencia

16:05 Me siento en un mar de deberías, en el que por momentos se diluye la ilusión. Esta autoexigencia que solo se convierte en traba, que me impide avanzar, juzgando cada paso que doy, cada palabra que escribo y me llena de culpa, y me susurra al oído que no lo estoy haciendo bien. No … Leer más